miércoles, 11 de febrero de 2009








Este fin de semana pasado, al levantarme y mirar por la ventana tuve dos visiones hacia el norte, Formigal etc... la batidora blanca estaba a pleno rendimiento, es decir viento, y ventisca unidos para que no me moviera de casa, pero al mirar al sur Sobrepuerto ( Biescas ) el cielo se mostraba de un azul impecable.
Desperté a Guillermo, lancé una llamada a Carlos y Carmen y nos fuimos a buscar blancas pendientes por las que descender.
Y las encontramos, vaya que si, en un día en que compañía ( dos buenos bajadores de pendientes ),
y una viena amiga, paisaje y color nos hizo soñar despiertos, y como más vale una imagen que mil............

1 comentario:

ONA dijo...

Hola Ricardo! no sabía que tenías otro blog...
El de barrabés es muy chulo, pero no abandones este que también tiene mucho encanto!

Un beso desde el valle de al lado!
Pilar