miércoles, 16 de julio de 2014

Los colores de las acuarelas se mezclan con los colores del terreno, las emociones de las pinceladas, con las de los pasos, los nervios del resultado, con los de la ascensión, los calores, con los fríos…

Las montañas de papel,  con las montañas de verdad, los amigos virtuales, con los encuentros, los tedios del verano, con las emociones del otro “verano”… las cervezas, con el té, la rapidez del trazo, con la lentitud de los movimientos, el cielo lejos, el cielo “más cerca”, las salas cerradas, con los espacios abiertos…  nos vemos pronto!!!