domingo, 10 de abril de 2011






Hoy con Paco, Javier y Nacho , hemos esquiado en Formigal, realizando prácticas de descenso asegurados y descendiendo un corredor con fuerte pendiente y ambiente “tenebroso” adornado con la niebla y el viento del norte que ha comenzado a soplar.

Bonita mañana de un domingo muy especial y solitario.

Después hemos trasladado la actividad al otro lado de la montaña aprovechando que el sol allí lucia, pero….. al llegar de nuevo la niebla, descenso a ciegas en una nieve trasformada pero esquiable, sobre todo en la primera mitad.

1 comentario:

nacho dijo...

Gracias Ricardo, para mi ese corredor de primera hora lo ha justificado todo. Hay que repetir.
Un abrazo,
Nacho